El Club Privado para foodies
Pedido - € 0,00

No tienes artículos en tu pedido.

Volver a la página anterior

David Muñoz

AGOTADA
€ 115,00

AGOTADA


INSPIRACIÓN VIAJERA, RIESGO Y TRANSGRESIÓN
Rock'n'Roll 100% DiverXO

Todo lo necesario para que puedas cocinar en casa una "Bolognesa Coreana con Chorizo Ahumado de León, Gnocchi de Arroz Glutinoso y Karashi Sumiso" para 4 personas, un plato ideado por David Muñoz y que cumple toda la filosofía rebelde de DiverXO y StreetXO.

Contiene:

- Gnocchi de Arroz Glutinoso (300gr)
- Bolognesa Coreana (750gr)
- Polvo de Tomate (25gr)
- Copos de Albahaca Liofilizada (4gr)
- Karashi Sumiso (170gr)
- Crispie de Arroz (35gr)

- Manzanilla Solear en Rama, Barbadillo (37,5cl)

- ChefBook con prólogo de J.C. Capel
- Biberón
- Mantel individual con Mapa Mundi y Paso a Paso de la receta.

Todo hecho siguiendo paso a paso las instrucciones del mismo David. Y por supuesto la receta y el paso a paso, sencillo y a la vez con un resultado asombroso: un plato transgresor, que mezcla culturas, países, tradición y modernidad, Rock’n'Roll 100% DiverXo, 100% David Muñoz.

Detalles

Texto de Marta Fernández Guadaño
Creadora del portal Gastroeconomy

Aparentemente, esta caja podría parecer una pequeña despensa de ingredientes exóticos. Y, sin duda, lo es; pero sólo parcialmente, ya que hay mucho más en ella. En sus manos, tiene una Chefbox repleta de talento y singularidad, ya que materializa un concepto de negocio de éxito demostrado, ideado por un gran cocinero español. Nos referimos a David Muñoz, propietario de DiverXO, un espacio ‘top’ de Madrid, considerado como uno de los más interesantes del momento por la clientela ‘foodie’ más exigente. Y, además, nos referimos a StreetXO, una segunda marca diseñada por este cocinero como una fórmula de cocina callejera de corte informal.

StreetXO nació en noviembre de 2012 como una barra dentro del área Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao, en Madrid. ¿‘Street food’ en clave urbanita con el sello de DiverXO? Por supuesto y siempre unido a otro ingrediente más: la diversión, a través de recetas orientales pasadas por el tamiz personal de Muñoz y sometidas al uso de algunos ingredientes españoles. El cliente pide la comida y puede disfrutarla en las mesas de la zona común de esta planta gastronómica de los grandes almacenes o en la propia barra de StreetXO (que nació sin asientos y que, desde el pasado julio, cuenta con taburetes).

La oferta de este formato se basa en un listado de, como máximo, una docena de platos, que cambian con frecuencia y entre los que ya se han convertido en auténticos clásicos creaciones como el Sándwich Club, el Cocido Honk Kong-Madrid o los ‘Gnocci’ de arroz glutinoso con ‘bolognesa’ coreana, entre muchos otros.

La Chefbox firmada por David Muñoz cumple al pie de la letra la filosofía que ha guiado a este brillante chef dese que abrió DiverXO: el reto de someter el paladar del cliente a nuevos sabores a partir de una inquieta cocina viajera. La caja cumple esta función de desafío a través del concepto StreetXO, cuyo espíritu podrá replicar en casa, a través de una elaboración que, casi con total seguridad, abrirá su paladar y su mente a nuevos sabores y percepciones sugeridos por esta fórmula de ‘street food’ nacida de la ‘cultura DiverXO’.

Así, en esta despensa exótica, encontrará productos que, como David Muñoz explica, ha conocido en sus viajes a Asia, junto a su pareja, Ángela Montero, y su equipo. Sólo ellos son capaces de ‘mezclar’ en una misma receta ingredientes como el ajo, la cebolla roja, la carne picada de cerdo, la panceta, el tomate frito, la salsa picante oriental ‘chili garlic’, el chorizo ahumado de León, varias especias, el ‘shiitake’ encurtido y el ‘kimchi’ (elaboración típica de la gastronomía coreana equivalente a una col fermentada), para construir recetas tan ‘punkies’ como este chef. Es decir, provocadoras, picantes y rebeldes, al tiempo que absolutamente equilibradas en el sabor y la combinación de los productos.

Una vez más, el dueño de DiverXO e ideólogo de StreetXO juega a sorprender al comensal. “La caja es un viaje por el mundo con distintos ingredientes para los que propondremos una elaboración sencilla y afín a las costumbres españolas”, avanza el cocinero, que, en realidad, está proponiendo al ‘cliente’ de esta Chefbox viajar por diferentes paladares. Para redondear ese juego, no está mal tener en cuenta el sistema de emplatado aplicado por el equipo de StreetXO en la mayoría de sus recetas: sencillos platos hondos o cuencos o, en muchos casos, una simple hoja de papel encerado que se convierte en el mejor soporte para las creaciones de cocina callejera firmadas por David Muñoz y sus chicos. En la caja, encontrará algo más: una botella de Manzanilla, uno de los vinos amados y defendidos desde la bodega de DiverXO y propuesto en StreetXO como el aliado perfecto de muchas de sus creaciones de ‘street food’.

#NoLimits… Es un ‘hashtag’ y es una expresión grabada en las chaquetillas de los cocineros de StreetXO; pero, sobre todo, es un eslogan que acompaña a David Muñoz y sus fieles colaboradores. Sin duda, no hay límites para ellos. Bajo este ‘lema’, están dispuestos a conquistar el mundo. Ya han empezado a hacerlo. El ‘corner’ madrileño de StreetXO ha sido un buen ensayo general para exportar este formato, empezando por Londres, donde ya existe un plan formal de apertura de un local StreetXO. Como siempre hasta ahora, ¡se trata de seguir viajando!

Información adicional

Información Inspiración viajera, riesgo y transgresión
Rock’n’roll 100% DiverXO
Descripción adicional "Brutal contraste de sensaciones sápidas a través de un viaje por el mundo sin fronteras ni complejos. Una autentica montaña rusa en el paladar, plato que evoluciona constantemente según se avanza la degustación mostrando una paleta de sabores salvajes sin referentes ni reglas, buscando tan sólo la ”coherencia” del equilibrio y la sorpresa de lo inesperado e intenso."

— David Muñoz
Características Texto de Marta Fernández Guadaño
Creadora del portal Gastroeconomy

Por su juventud, lo fácil sería referirnos a él como un cocinero prometedor o revelación o, sin más, como una joven promesa. Pero cualquier calificativo en esta línea resultaría absolutamente escaso para un chef como David Muñoz (Madrid, 1980). Brillante, singular, carismático y sencillamente genial, es uno de los escasos cocineros que ha logrado tejer una propuesta absolutamente personal y única. En el maremágnum de talento que afortunadamente rige el ‘gastrosector’ español, hay grandísimos cocineros, pero sólo unos pocos están tocados por la brillantez necesaria para que su estilo culinario no se parezca al de nadie. Muñoz es uno de esos poquísimos casos. ¿Qué le distingue? Firma una cocina viajera y viajada, arriesgada y radical, en la que los ingredientes y preparaciones de diferentes procedencia (sobre todo, oriental) conviven en plena armonía con la despensa nacional y las influencias del recetario español, lo que, en realidad, materializa al pie de la letra una auténtica cocina de fusión.

Para llegar a este punto, Muñoz trabajó primero en Madrid, antes de marcharse a vivir a Londres, donde ofició en Nobu y Hakassan. En abril de 2007, regresa a casa para lanzar con Ángela Montero, su pareja, el proyecto de su vida: DiverXO. Arrancó en un pequeño local del barrio de Tetuán. Era un chef anónimo, cuyo trabajo empezó a atraer las miradas de clientes y críticos gastronómicos. Se desató el boca a boca, las mesas se llenaron y la ‘Spanish toltilla’, un descarado din-sum, se erigió en un ‘superventas’.

En poco tiempo, cocina, sala y equipo se quedaron pequeños y, sobre todo, el ‘virus’ de la creatividad se multiplicó a ritmo exponencial. En el verano de 2009, llegó la mudanza a un espacio mayor, que ahora de nuevo vuelve a quedarse pequeño con un ‘ejército’ de casi una veintena de cocineros oficiando a la orden del talento de Muñoz (que luce dos estrellas Michelin). Como extensión de su cocina, en la sala está Ángela Montero, sin cuyas explicaciones nada sería lo mismo.

Sin llegar a la treintena y con una ‘incorregible’ personalidad culinaria que le distingue de cualquiera, Muñoz vive por y para la cocina; se hace fuerte entre fogones y su capacidad creativa no tiene freno. Al otro lado, como destinatario de sus creaciones, está el cliente con quien entabla una especial relación por dos motivos. Uno es consecuencia de su éxito: las mesas de DiverXO se encuentran entre las más ambicionadas de España. Dos: trabaja para “un cliente ‘foodie’ al que le tiene que gustar el riesgo que yo asumo. Soy radical, pero es que, además, cada día me radicalizo más. Y ése es el único camino posible para DiverXO”.

En su valiente apuesta, rompe moldes con cada gesto: sus platos-lienzo, lanzados en el otoño de 2012, son el perfecto soporte para sumar complejas y desafiantes creaciones en varios pasos ante los ojos del comensal. “Estamos inmersos en un ‘concepto Circo del Sol’ en el que pasan cosas en 360 grados”, define el chef.

No hay límites. No los hay. Y, de hecho, ‘no limits’ es el leitmotiv que rige la primera segunda marca de David Muñoz: StreetXO, abierto en el área Gourmet Experience de El Corte Inglés en noviembre de 2012. Se trata de un formato de cocina callejera (‘street food’), que no cesa de dar a luz nuevos platos.

Aprovechen para conocer y disfrutar con la cocina de David Muñoz, porque es posible que no esté mucho tiempo en España. “La única forma de hacer sostenible y real el plan de que DiverXO pueda seguir evolucionando y avanzando es irnos fuera”, sentencia. ¿Nueva York? ¿Asia? Para calentar motores, StreetXO saltará pronto a Londres y Singapur. Y suma y sigue.

Escriba su propia opinión

Only registered users can write reviews. Please, log in or register