El Club Privado para foodies
Pedido - € 0,00

No tienes artículos en tu pedido.

Volver a la página anterior

Joan, Josep y Jordi Roca

AGOTADA
€ 115,00

AGOTADA


LOS AROMAS DE LA COCINA
Jugando con El Celler de Can Roca

La brillante propuesta de El Celler de Can Roca, el mejor restaurante del mundo, es una colección de 40 aromas esenciales de la cocina en formato juego de mesa para que juguéis a saber quien de vosotros tiene la mejor 'nariz'.
Aromas muy especiales que han elegido especialmente para la ChefBox.

Además incluye un libro en castellano, inglés y francés con las instrucciones y las indicaciones de El Celler de Can Roca para que sepas qué debes hacer para mejorar tu olfato.

¡Qué empiece el juego!

Detalles

Texto de Marta Fernández Guadaño (Gastroeconomy)

Desde el 29 de abril, son los líderes de la gastronomía internacional, los nuevos embajadores de la cocina española en el mundo, el espejo en el que aspiran a mirarse muchos cocineros de todo el planeta y los artífices de la mesa más ambicionada del año 2013. Joan, Josep y Jordi Roca (Girona, 1964, 1966 y 1978, respectivamente) firman una obra llamada El Celler de Can Roca, construida a base de vocación, sacrificio, esfuerzo, constancia y trabajo, pero, sobre todo, ilusión, emoción, generosidad y fe en un proyecto con el que empezaron a soñar en 1986 y que se basa en un triángulo perfecto.

Aquel año, arrancó El Celler de Can Roca, como el proyecto de dos hermanos que, tras formarse y tomar contacto con lo que ocurría en aquel momento en los fogones franceses, optaron por crear un restaurante de alta cocina para dar testimonio de la tercera generación de la saga hostelera Roca.

Era algo más que una vuelta de tuerca en aquella familia, que inauguró el oficio culinario en 1920, cuando Joan Roca y su mujer Angeleta (abuelos de Joan, Josep y Jordi) estrenaron Can Reixach, una fonda en San Martín de Llémena, en la comarca de La Garrotxa. Allí nació Josep Roca, segunda generación y gestor con su esposa, Montserrat Fontané, de Can Roca, una casa de comidas abierta en 1967, en el barrio de Taialà a las afueras de Girona. Su tres hijos crecieron entre la barra, la cocina y las mesas de este bar, que hoy sigue funcionando a pleno rendimiento.

Joan tomó el camino de la cocina, mientras Josep se entusiasmó –ya entonces– con el universo vinícola. Juntos arrancaron, hace veintisiete años, El Celler de Can Roca, un espacio ubicado junto a la ‘casa’ de sus padres. Es el germen de todo lo que vino de después: la incorporación de Jordi tras descubrir su vocación dulce, el menor de la saga, estrellas Michelin (con tres desde hace cuatro años) y la progresiva escalada en la lista ’50 Best Restaurants in the World’, hasta su reciente ‘coronación’ como restaurante número uno del planeta.

Para muchos observadores gastronómicos, El Celler de Can Roca es, sencillamente, el restaurante perfecto. ¿Cuándo volverá a registrarse una ‘alineación planetaria’ tal que tenga como resultado un reparto de papeles tan avanzado y equilibrado? Este espacio es, en realidad, la consecuencia de un milagro genético: tres hermanos con tres vocaciones claras, diferenciadas y excelentes en sus respectivos ámbitos, con tres caracteres distintos que interactúan entre sí.

Si Joan firma la cocina salada bajo su pragmatismo, Josep se encarga de la sala y la bodega (una de las joyas de El Celler) desde su alma poética y Jordi asume el reto del mundo dulce a través de una creatividad casi irreverente. Sin duda, un milagro único que, con los ingredientes de trabajo, humildad y constancia, dan lugar al destino gastronómico más anhelado en estos momentos.

Tomen nota de un hecho histórico: una noche londinense de finales de abril de 2013, los ‘Roca Brothers’ se comieron literalmente el mundo. Cumplían el anuncio con el que dan la bienvenida en El Celler de Can Roca: ‘Comerse el mundo’, un globo terráqueo convertido en farolillo de papel que esconde varios snacks representativos de sus viajes por el mundo. Así se escribió en Londres un capítulo más de la vertiginosa y emocionante era que nos ha tocado –¡por suerte!– vivir en España. Los Roca reservaron las palabras de agradecimiento a sus padres y a la cocina española, de la que confirmaban y asumían su papel de embajadores permanentes.

Si las listas son ‘asesinas’ –ya lo dijo Ferran Adrià hace años– y los rankings juegan a ser caprichosos, de vez en cuando se producen contundentes justicias. Una de ellas es el liderazgo mundial de El Celler de Can Roca.

Mientras su apuesta por una sofisticada cocina catalana con aires de globalización sigue adelante, la ‘máquina Roca’ avanza imparable. ‘El Somni’, una obra multidisciplinar producida por Franc Aleu y Mediapro, es el sueño de estos hermanos, dispuestos a explorar la relación de la cocina con la ópera y la neurociencia. Tras su arranque en Barcelona a principios de mayo, este banquete para doce comensales con doce platos ha iniciado una gira mundial con un destino final: instalarse de forma permanente en un espacio junto a El Celler. Será la mesa de las mesas y, por supuesto, tendrá un apellido tan contundente como fiable: Roca.

Información adicional

Información Los aromas de la cocina
Jugando con El Celler de Can Roca
Descripción adicional La unión de la cocina y la ciencia se eleva a su máxima expresión en esta ChefBox. El recientemente seleccionado como mejor restaurante del planeta por la Revista Restaurant, transmite con esta caja su manera de cocinar a través de los recuerdos y las sensaciones.
Características Texto de Marta Fernández Guadaño (Gastroeconomy)

El objetivo es jugar... y, sobre todo, ser el primero en quedarse sin aromas. Joan, Josep y Jordi Roca dejan claras sus intenciones con esta ChefBox: el ‘cliente’ que quiera destapar la caja debe tener, por encima de todo, “ganas de oler, jugar y aprender”. Es un juego ideado por unos líderes mundiales. Sus creadores son los artífices del considerado como mejor restaurante del mundo, según la edición 2013 de la lista internacional ’50 Best Restaurants in the World’.

En esta caja, se encontrará con un juego de aromas, que es, literalmente, un juego de mesa en versión gastronómica. El objetivo es encontrar parejas. ¿Cómo? A través de un descarado desafío al sentido del olfato: los Roca aspiran a que los ‘clientes’ de esta Chefbox aprendan, reconozcan olores y mejoren su olfato.

Así, en esta caja, encontrará pequeños tarros que encierran aromas numerados del 1 al 40, fichas (también con números) de 40 productos (identificados con una con una foto, el nombre y, si existe, su nomenclatura binomial) y un tablero de juego. Detrás, hay olores cotidianos, presentes en muchas cocinas y despensas. ¿Es sencillo identificarlos? ¡No, es mucho más complicado de lo que aparenta! Ahí está, por lo tanto, el reto y la diversión asegurada.

¿Quién casa con quién? ¡Empieza el juego! Es necesario adivinar a qué ficha corresponde el olor elegido al azar entre todos los frascos. ¿Será almendra amarga, avellana tostada o, quizás, sésamo? ¿En su memoria olfativa, tiene clara la diferencia entre el romero y el tomillo? ¿Sería capaz de distinguir a ciegas el aroma del café, el cacao y el caramelo? ¿Incluso del ahumado? ¿Recuerda el olor de una galleta infantil o lo confundiría con el del caramelo? ¿Conoce claramente el jengibre? ¿Está dispuesto a desafiar su nariz con un mix de eneldo, enebro y albahaca? ¿A qué huele la mantequilla? Si visitamos el bosque, ¿no habría dudas entre el ‘boletus edulis’ y la ‘trufa blanca’? En caso de traspasar la frontera del universo cítrico, ¿nuestro olfato distinguiría entre lima, mandarina y bergamota? ¿Qué tal un juego entre la rosa, la violeta y el regaliz? El olfato es ese sentido sin el que la historia de El Celler de Can Roca jamás podría entenderse. Los platos salados de Joan, las creaciones dulces de Jordi y las elecciones vinícolas de Josep tienen como imprescindible aliado el sabor, por supuesto, pero también el olor, que contribuye a redondear una experiencia llena de emociones a la que un comensal se ‘enfrenta’ en este restaurante de Girona.

Un detalle a tener muy en cuenta: el olfato es uno de los sentidos clave en ‘El Somni’, un banquete-ópera recién estrenado por los ‘Roca Brothers’ en el que doce platos acompañados de piezas musicales, planteados para sólo doce comensales, tratan de explorar las reacciones neuroemocionales poniendo en juego los cinco sentidos.

Como aliado de este trío de hermanos, hay una figura en su ‘casa’, que ha ayudado a idear este juego: Salvador Brugués, para quien esta Chefbox “es un reto”, ya que, según reconoce, “se ha perdido muchísimo el sentido del olfato”.

A partir de este argumento, el equipo de El Celler invita a jugar a los ‘usuarios’ de la caja con el objetivo real de estimular su curiosidad olfativa”. Y ésta es la premisa en la que se inspira: “Es el trabajo conjunto entre varios sentidos como el gusto y el olfato el que nos aporta el sabor final de los alimento”. Son, de hecho, los aromas los que redondean un plato, al aportar matices de los alimentos que completan el sentido del gusto.

Con la Chefbox ‘made in Roca’, podrá jugar usted solo, acompañado de amigos o en familia, con los niños incluidos. Además del método común de asociar aromas y fichas, si se atreve, puede optar por jugar sin pistas, es decir, abriendo los frascos sin recurrir a las tarjetas con las 40 opciones de nombres de aroma. En caso de jugar en grupo sobre el tablero, podrá inventarse las reglas o seguir un orden a partir del reparto de los frascos entre los jugadores, que deberán identificarlos con las fichas. ¿Quién gana? Quien antes se quede sin aromas.

¿Trucos? Tratar de definir olores, recurrir a recuerdos y momentos para dar nombre a los aromas, asociarlos a productos conocidos y buscar sensaciones para intentar traducirlas en adjetivos.

No olvide que este juego determinará su vida gastronómica a partir de ahora: a través de los aromas guardados en pequeños frascos, comenzará poco a poco a dominar el universo del olfato. Y ya no hay marcha atrás: el desafío olfativo le acompañará cada vez que cocine, vaya a la compra o se siente a comer en un restaurante.

Escriba su propia opinión

Only registered users can write reviews. Please, log in or register